10 maneras de aumentar su energía mental durante el día

La energía mental es algo a lo que todos tenemos acceso y que podemos acumular con el tiempo. Es el combustible que alimenta nuestro cerebro, ayudándonos a pensar con claridad, reaccionar rápidamente y resolver problemas. Sin embargo, la estafa psíquica igual que un coche que funciona con gasolina, es fácil dejarse llevar por la vida cotidiana y agotar nuestras reservas de energía mental. Si se está funcionando en vacío con frecuencia, esto puede pasarle factura en su trabajo o en su vida personal. Este artículo explora 10 formas de aumentar tu energía mental a lo largo del día. Cada uno de los consejos que se enumeran aquí le ayudarán a aprovechar este recurso con más frecuencia para que pueda abordar las tareas con facilidad y confianza en lugar de sentirse agotado y exhausto a lo largo del día.

Manténgase hidratado

La hidratación es esencial para la salud física y mental. Cuando estás bien hidratado, el metabolismo y las funciones digestivas de tu cuerpo funcionan de forma óptima. Cuando no bebemos suficiente agua, nuestro metabolismo se ralentiza, lo que afecta a la forma en que nuestro cuerpo procesa los nutrientes de los alimentos que comemos. Esto puede provocar carencias, que pueden afectar a la claridad mental. Un estudio ha demostrado que cuando los participantes se mantenían hidratados con dos vasos de agua al día, experimentaban mejoras en la memoria y la atención. Además, dijeron sentirse más alerta y menos cansados. Para obtener un rendimiento mental óptimo, asegúrese de mantenerse hidratado durante todo el día. Esto le ayudará a mantenerse con energía y concentrado durante todo el día, así como a mejorar su estado de ánimo.

Haga ejercicio con regularidad

Hacer ejercicio con regularidad ayuda a mantener el cuerpo sano y la mente despejada. Se ha demostrado que el ejercicio regular aumenta los niveles de energía, la claridad mental y la concentración. El ejercicio también aumenta los niveles de endorfinas, que son las sustancias químicas que te hacen sentir feliz. Hacer ejercicio con regularidad también puede ayudarle a dormir mejor y a reducir sus niveles de estrés. Hacer ejercicio durante sólo 30 minutos al día puede aumentar en gran medida sus niveles de energía mental. Sin embargo, asegúrese de hacer ejercicio con regularidad para obtener estos beneficios. Hacer ejercicio con demasiada frecuencia o con demasiada intensidad puede poner a prueba sus niveles de energía mental. Para evitarlo, asegúrate de que la intensidad del ejercicio es la adecuada para ti.

Aprende a reconocer cuándo eres más productivo

Cada persona tiene sus propias horas punta para generar nuevas ideas y concentrarse en tareas que requieren una profunda concentración. Descubre cuáles son tus horas punta llevando un diario y anotando cuándo te sientes más concentrado y con más energía. Cuando reconozcas tus horas punta, podrás maximizar tu productividad programando tus tareas más importantes durante esas horas. Notarás que eres más creativo y tienes más energía mental cuando tu cerebro está más relajado. Encuentra formas de hacer que tu entorno de trabajo sea relajante para que puedas aprovechar tu respuesta de relajación y acceder a tu energía mental más fácilmente. Si estás en una oficina abierta, utiliza auriculares con cancelación de ruido o tapones para los oídos para crear tu propio espacio tranquilo. También puedes intentar programar tus tareas más exigentes desde el punto de vista mental para cuando estés más relajado, por ejemplo, a primera hora de la mañana, antes de que tus niveles de energía empiecen a decaer.

No hagas varias cosas a la vez

Céntrate en una tarea a la vez. Puede resultar tentador intentar hacer todo lo que se pueda lo más rápido posible, pero esto puede ser más perjudicial que útil. Cuando intentas completar varias tareas a la vez, estás cambiando tu atención entre diferentes tareas. Esto puede ralentizarte porque tu cerebro necesita tiempo para pasar de una tarea a otra. En lugar de realizar varias tareas a la vez, intenta aumentar tu productividad completando una tarea cada vez. Esto puede ayudarte a evitar cometer errores tontos y sentirte abrumado. También podrás completar tus tareas más a fondo que si intentas pasar a la siguiente tarea demasiado pronto. Podrás prestar más atención a cada tarea cuando no intentes hacer malabares con demasiadas cosas a la vez. #Toma pequeños descansos Tómate descansos regulares para que tu cerebro se mantenga fresco. Esto puede ayudarte a evitar llegar al punto de agotamiento mental. Trabajar durante mucho tiempo sin tomar un descanso puede aumentar tus niveles de estrés, así como hacer que tu atención flaquee. Hacer pausas cortas puede ayudarte a concentrarte en tu trabajo y a obtener resultados más rápidamente. Hay varias formas de hacer pausas a lo largo de la jornada laboral. Intenta evitar los descansos que impliquen navegar por las redes sociales o ver la televisión, ya que pueden ser más perjudiciales que útiles. En su lugar, da un paseo al aire libre, echa una siesta, escucha música o practica ejercicios de respiración para ayudar a despejar tu mente. #Incorpora proteínas en el almuerzo Asegúrate de que llevas una dieta equilibrada para aumentar tus niveles de energía mental. Comer alimentos ricos en proteínas, como el pescado, los huevos, las judías y el yogur, te dará el combustible que necesitas para superar tu jornada laboral. Lo que comes también puede influir en tu estado de ánimo. El consumo de alimentos ricos en el aminoácido triptófano puede ayudarle a relajarse y a conciliar el sueño más fácilmente por la noche. También puede comer alimentos ricos en tirosina, el aminoácido que participa en la producción de dopamina, para aumentar sus niveles de energía. Examine su dieta para ver si contiene suficientes proteínas. Intente comer más alimentos ricos en proteínas en el almuerzo para ayudar a aumentar su energía mental.

Ejercicio «BEND» – Porque el tiempo es bueno

Comienza cada día con un ejercicio BEND. BEND significa respirar, ejercitar, nutrir, reflexionar. Haciendo esto cada mañana, puedes ayudar a aumentar tus niveles de energía mental y reducir tus niveles de estrés. Los ejercicios de respiración, como la respiración profunda, pueden ayudarte a combatir los sentimientos de ansiedad y a calmar tu mente. Los ejercicios pueden ayudar a aumentar tus niveles de energía, mientras que nutrir tu cuerpo con alimentos que te mantengan sano y aumenten tu claridad mental puede ayudarte a mantenerte con energía durante todo el día. Reflexionar sobre las cosas positivas que han ocurrido en tu vida puede ayudarte a mantener tu mente alejada de las preocupaciones y los miedos.

Conclusión

La energía que tienes en tu vida proviene de muchos lugares diferentes. Está la energía que intentas crear en tu vida y está la energía que proviene de las personas en tu vida y del entorno que te rodea. El truco es aprovechar la energía que creas en tu vida y limitar la cantidad de esa energía que proviene de otras personas y de fuentes externas. Eso no significa que debas aislarte de la gente o vivir en una burbuja. Sólo significa que debes hacer todo lo posible para maximizar la energía que creas para ti mismo y minimizar la energía negativa que proviene de otros lugares de tu vida. Aumentar tus niveles de energía mental puede ayudarte a conseguir todas las cosas que quieres lograr en tu vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.